El Santuario fue establecido por el Padre Thomas August Judge, C.M. en 1924 como un lugar para que residentes del Noroeste pudieran ser renovados en la fe y ser enviados como misioneros en la providencia de la vida diaria. Es un lugar de crecimiento entendiendo que cada Católico es un Apóstol, levadura para el mundo. El Santuario esta dirigido por la comunidad de religiosos que el Padre Judge fundó, Los Siervos Misioneros de la Santísima Trinidad. 

El Santuario es un "Centro Misionero", un lugar de aprendizaje, en donde los religiosos y Laicos ministran bajo la regla de vida de los Siervos Misioneros que dice: "Nuestra Misión especifica es la preservación de la fe en áreas en donde se encuentran personas espiritualmente abandonados, especialmente los pobres. Nuestro mayor esfuerzo es desarrollar un espíritu misionero en los laicos con la meta de que cada Católico sea un Apóstol. "